OSTEOPATÍA

¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?  

PACO FOTO 5La Osteopatía es una terapia de salud manual cuyo objetivo es reequilibrar los distintos sistemas del cuerpo humano y normalizar las diversas estructuras como músculos, articulaciones, órganos, etc. Es fundada en Estados Unidos por el doctor en Medicina Andrew Taylor Still (1828-1917) quien crea una doctrina médica manual en virtud de la cual el hombre depende de su estructura funcional, recopilando y desarrollando un gran número de técnicas de diagnóstico y correción "curando" solo con sus manos.

El propio Still definió la Osteopatía como "una ciencia constituída por conocimientos exactos, exhaustivos y verificables de la estructura y función del mecanismo humano, anatómico, fisiológico y psicológico, incluída la biomecánica y física de sus elementos conocidos".

Con la Osteopatía el cuerpo puede recuperarse de desplazamientos, desorganizaciones, desequilibrios y la consiguiente patología, así como recuperar su equilibrio normal de forma y función en cuanto a salud y fuerza respetando y facilitando la autorregulación del organismo en cualquier lesión y no tanto en hacerlo dependiendo de soluciones pasivas y externas como, por ejemplo, la utilización de medicamentos.

   Francisco José Millán Montesinos
    Osteopatía articular, visceral y sacrocraneal.

    Drenaje Linfático Manual (DLM)

 

INDICACIONES DE LA OSTEOPATÍA  OSTEOPATIA 3

Las lesiones que podemos tratar con la Osteopatía son: LESIONES DE ESPALDA (cervicales, lumbares, hernias...), LESIONES DEPORTIVAS (esguinces, luxaciones...), PATOLOGÍA MÚSCULO ESQUELÉTICA (artrosis, osteoporosis...), TRASTORNOS GASTROINTESTINALES  (estreñimiento, colitis, gastritis, hernia de histos, etc...), TRASTORNOS CRÁNEO CERVICALES (cefaleas, vértigos...), PATOLOGÍA MANDIBULAR (bloqueo mandibular, bruxismo...), otros trastornos como dolores torácicos, abdominales o pélvicos, neuralgias intercostales o viscerales.

 

PRINCIPIOS DE LA OSTEOPATÍA 

La Osteopatía contempla al ser humano como una unidad compuesta por los planos físico y mental y al cuerpo humano como una unidad integrada por distintos sistemas interdependientes, donde estructura y función están relacionadas, y la estructura gobierna la función. La Osteopatía dispone de un sistema completo de diagnóstico y tratamiento y busca restablecer la integridad morfológica aplicando una serie de maniobras de movilización sobre estructuras tendinomusculares, viscerales o del Sistema Nervioso Central para producir un desbloqueo. Los principales principios son:

UNIDAD DEL CUERPO: búsqueda de equilibrio y estudio de los fenómenos que dan origen a una disfunción y sus repercusiones.
AUTOCURACIÓN:
el organismo dispone de los recursos necesarios para su curación siempre que la estructura se encuentre en armonía.
LA ESTRUCTURA GOBIERNA LA FUNCIÓN:
todo el conjunto de elementos que constituyen nuestros sistemas debe estar en armonía.
LA LEY DE LA ARTERIA:
cuando existe una disfunción vascular, los tejidos van a sufrir una deficiencia de aporte sanguíneo.

 

CONSULTA NUESTRAS TARIFAS (pincha en la imagen)

 PRECIOS OSTEOPATÍA CORTADO

¿QUÉ ES UNA LESIÓN OSTEOPÁTICA?   

Una lesión osteopática es una restricción de movilidad (casi siempre dolorosa) que altera el abstecimiento sanguínea y neurológico, presentando trastornos locales y/o a distancia. Esta disfunción está en relación con: receptores sensitivos capsuloligamentosos, husos neuromusculares y centros medulares. La falta de movilidad articular está causada por adherencias o por el acortamiento de ciertos músculos que, rechazando el estiramiento, limitan el movimiento. Los objetivos de las manipulaciones son: eliminar adherencias, favorecer la circulación local, provocar un reflejo aferente para inhibir las neuronas motoras que provocan dolor, provocar una ruptura del arco reflejo patológico.

  

OSTEOPATÍA ARTICULAR O ESTRUCTURAL  OSTEOPATÍA

La Osteopatía articular es la parte más conocida de la Osteopatía. Estudia la osteología, miología, artrología, biomecánica y fisiología articular del sistema musculoesquelético, sus interrelaciones, la alteración de su fisiología normal, las causas que la originan y las que origina. Aporta un completo método de técnicas de diagnóstico y de corrección manual para tratar los distintos factores afectados en dicha alteración fisiológica.

 

OSTEOPATÍA VISCERAL

La Osteopatía visceral está orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico. Si existen adherencias, tracciones miofasciales que dificulten la movilidad de las vísceras, las técnicas manuales viscerales de la Osteopatía ayudan a liberar estas interrupciones en el flujo de movilidad. Con la Osteopatía visceral podemos tratar gastritis, hernia de hiato, molestias intestinales, estreñimiento, trastornos digestivos en relación con la vesícula biliar, trastornos menstruales u otras patologías genitales. El sistema visceral proyecta a veces su sufrimiento a nivel de raquis (reflejo víscero-somáticos) lo que puede producir ciertos dolores también en el aparato locomotor.

 

OSTEOPATÍA SACROCRANEAL

38357004 sLos principios fundamentales de la Osteopatía craneosacra son la movilidad de los huesos del cráneo y el movimiento respiratorio primario (MRP). Los huesos del cráneo poseen movimientos fisiológicos característicos para cada hueso y este movimiento es regular y rítmico y está determinado por la fluctuación del líquido cefaloraquídeo. La constitución del sistema craneosacro se debe a los huesos del cráneo, las membranas meníngeas y todas las estructuras del tejido conectivo relacionadas con las membranas, las suturas y el líquido cefalorraquídeo y todas las estructuras relacionadas con la producción, absorción y contención del líquido cefalorraquídeo. Algunas alteraciones posturales, traumatismos, desequilibrios musculares, etc. pueden afectar a los nervios craneales, glándulas, arterias y otros tejidos lo que puede provocar neuralgias, dificultades de visión o audición, alteraciones glandulares, vértigos, migrañas u otros trastornos.