PEELING QUÍMICO MÉDICO

Los PEELINGS consisten en la aplicación de diversos productos químicos capaces de regenerar las capas más superficiales de la piel mediante una exfoliación mecánica controlada, obteniendo así una piel más tersa y firme, eliminando manchas, cicatrices, imperfecciones y ciertos tipos de arrugas.

PEELING PEQUEÑA

Existen diversos tipos, en función de la profundidad de su efecto

PEELING SUPERFICIAL: aporta un aspecto más joven, uniforme y saludable, atenuando algunas cicatrices, arrugas finas, acné, foliculitis.

PEELING MEDIO: reduce las arrugas finas y medias, atenúa las manchas producidas por el sol y está indicado en el rejuvenecimiento de la piel.

PEELING PROFUNDO: actúa sobre las arrugas más profundas, elimina manchas solares y queratosis, mejorando la flacidez cutánea.

La periodicidad del peeling dependerá del tipo de piel de cada paciente, de los resultados deseados, así como del producto empleado. En Clínica Bruder, nuestro equipo de medicina estética le valorará de forma gratuita y aconsejará el peeling más adecuado en función de su tipo de piel y sus necesidades.

 

PEELING FOTO1

¿QUÉ BENEFICIOS SE PUEDEN ESPERAR?

- Eliminar imperfecciones y mejorar la textura y aspecto de la piel.
- Disminuir alteraciones de la piel por la exposición solar.
- Disminuir y eliminar arrugas, eliminar manchas de la piel.
- Reducir y mejorar el aspecto de cicatrices o queloides.

 

¿QUÉ EFECTOS SECUNDARIOS PUEDEN DARSE?

Podría aparecer sensación de quemazón aunque transitoria, al igual que lagrimeo o escozor de ojos debido a los vapores del agente exfoliante. Eritema (enrojecimiento de la piel), disminución de la pigmentación de la zona (hipopigmentación) y descamación de las capas más superficiales de la piel en unos 2-3 días.

 

¿A QUIÉN SE LE SUELE RECOMENDAR UN PEELING?

Personas con cicatrices del acné, con patas de gallo, con piel dañada por el sol, con cicatrices, arrugas o con piel flácida suelen responder muy bien a este tipo de tratamiento consiguiendo unos resultados excelentes.

 

TIPOS DE PEELING SEGÚN SU COMPOSICIÓN:

PEELING FOTO2

SALICÍLICO: El ácido salicílico es un betahidroxiácido (BHA) que ejerce un potente efecto queratolítico, comedolítico, antiinflamatorio y antimicrobiano. Está indicado para todo tipo de pieles, especialmente secas con tendencia a hiperqueratinización, pieles grasas, pro-acneicas, comedogénicas y/o seborreicas. Su aplicación se recomienda también en zonas corporales como brazos, espalda, rodillas, etc.

GLICÓLICO: El ácido glicólico es uno de los alfahidroxiácidos (AHA) más utilizado en medicina estética, ya que es muy eficaz para regular y reactivar los procesos de síntesis celular. Está indicado para unificar el tono cutáneo y atenuar las líneas de expresión y arrugas superficiales y para combatir el envejecimiento cutáneo.

LÁCTICO: El ácido láctico es un alfahidroxiácido (AHA) que estimula la producción de nuevo colágeno y de glicosaminoglicanos constituyentes de la matriz dérmica. Ejerce un efecto hidratante natural sobre la piel al atraer hacia la capa córnea moléculas de agua y estimular la síntesis de ceramidas, mejorando y modulando la función barrera. Al tolerarse mejor que otros hidroxiácidos está indicado para pieles sensibles, secas, finas y/o desvitalizadas.

MANDÉLICO: El ácido mandélico es un alfahidroxiácido (AHA) que estimula la síntesis de colágeno y proteoglicanos promoviendo el proceso de rejuvenecimiento cutáneo. Debido a su mayor tamaño molecular tiene una penetración más lenta que el ácido glicólico por lo que proporciona una exfoliación más suave y progresiva. Está indicado para todo tipo de pieles, especialmente gruesas, grasas y seborreicas con tendencia a presentar discromías y lesiones pigmentarias.

AZELAICO: El ácido azelaico es un agente antibacteriano y antiproliferativo con propiedades antiinflamatorias y seborreguladoras. Normaliza el proceso de queranitización del folículo. Combinado con ácido salicílico combate el acné en todas sus manifestaciones.