EJERCICIOS DE KEGEL

¿EN QUÉ CONSISTEN LOS EJERCICIOS DE KEGEL?

Los ejercicios de Kegel o de contracción del músculo pubocoxígeo, son movimientos destinados a fortalecer la musculatura del suelo pélvico, es decir, los músculos que sostienen la uretra, vejiga, útero y recto.

Diversas circunstancias como el paso de los años, los embarazos y partos, la menopausia o situaciones que producen un aumento de la presión intra-abdominal como la obesidad, el estreñimiento, la tos crónica, deportes de impacto o esfuerzos continuos, pueden debilitar el suelo pélvico.

Arnold Kegel, un médico ginecólogo estadounidense, ideó en la década de 1940 estos ejercicios para sus pacientes como método para para prevenir y tratar la incontinencia urinaria. Se trata de unos ejercicios sencillos, inocuos y de eficacia probada que se han ido mejorando con el tiempo con la incorporación de otros elementos decisivos como la posición de la pelvis y de la columna vertebral y la contracción de los músculos abdominales profundos.

 

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA ESTE MÉTODO?

La mayor ventaja de los ejercicios de Kegel es que, una vez aprendidos correctamente, puedes asociarlos a tu vida diaria y realizarlos en cualquier lugar y momento del día y de forma discreta sin que nadie lo sepa (mientras estás sentado/a en tu oficina, de pie mientras esperas, mientras comes o estás relajado/a en el sofá).

 36732549 ml web margen

Entre sus beneficios, tanto en hombres como en mujeres, se encuentran:

- Previenen y tratan la incontinencia urinaria.

- Previenen y tratan los prolapsos (caída de los órganos pélvicos hacia el exterior).

- Ayudan en el embarazo a soportar mejor el aumento de peso por el crecimiento del bebé.
- Aceleran la recuperación posparto.
- Disminuyen los efectos de la menopausia sobre la musculatura pélvica.
- Previenen y tratan disfunciones sexuales.
- Incrementan la circulación en la zona rectal y ayudan a reducir las hemorroides.
- Previenen y tratan problemas derivados de próstata en los hombres. 

 

¿CÓMO SE REALIZAN LOS EJERCICIOS DE KEGEL?

Es muy importante identificar correctamente los músculos del suelo pélvico antes de comenzar a ejercitarse y para ello, han de realizarse unos ejercicios específicos previos de conocimiento y aprendizaje de esta musculatura. Es fundamental concentrarse y aislar estos músculos en una posición cómoda y en un entorno relajado hasta que se aprenda cómo se desarrollan los ejercicios.

Los ejercicios de Kegel no precisan de preparación física especial ni aparatos y tampoco requieren un movimiento visible del cuerpo ya que se trabajan con ellos la musculatura interna. Sin embargo, sí son necesarias una serie de pautas importantes: la cadera debe estar en posición neutra (ni anteversión ni retroversión), la espalda debe mantenerse alineada y elongada y la respiración no debe contenerse mientras estamos en la fase de contracción. Los ejercicios de Kegel constan de cuatro fases:

Elevamos y contraemos la musculatura.
- Mantenemos la contracción.
- Soltamos la musculatura.
- Relajamos completamente el suelo pélvico.

El objetivo es contraer y relajar de manera repetida los músculos pélvicos en diferentes velocidades de ejecución. Estos ejercicios han de realizarse 10 veces al menos tres veces al día y en tres posibles posiciones: tumbado, sentado y de pie. Es una actividad sencilla, discreta y fácil de realizar en tan solo unos minutos pero con unas ventajas muy significativas. Los resultados comienzan a apreciarse después de 4-12 semanas dependiendo de las características de cada paciente. No obstante, es fundamental su constancia y progresión ya que se puede ir aumentando el número de repeticiones y el tiempo de contracción en función de la evolución y los objetivos conseguidos.

17218796 m bEs importante que estos ejercicios sean supervisados por un fisioterapeuta especializado ya que la forma incorrecta de realizarlos puede empeorar su situación. Por este motivo, realizar de forma individual cada una de las sesiones aporta un valor añadido al tratamiento, al corregir cada una de las posturas y posiciones obteniendo así el máximo beneficio. Nuestros fisioterapeutas te guiarán y ofrecerán unas pautas para que consigas de forma segura tus objetivos, motivándote a continuar y a recuperar tu salud

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PARA LA RECUPERACIÓN POSPARTO?

Después del parto, los músculos del suelo pélvico se debilitan debido al esfuerzo que supone. Los ejercicios de Kegel son una muy buena opción para conseguir una recuperación posparto saludable ya que incrementan el riego sanguíneo en la zona y facilitan la recuperación de cualquier desgarro o epistomía producidos durante el parto. Además, también genera flexibilidad en el nuevo tejido y ayuda a mejorar el dolor o la sensibilidad ocasionada por la cicatrización. Realizar correctamente estos ejercicios es una solución sencilla para recuperar esta musculatura.

En esta etapa del embarazo y el parto tienen vital importancia puesto que cerca del 40% de las madres dicen tener pérdidas de orina después del parto y la mitad de las mujeres que han tenido hijos experimentan algún tipo de prolapso o caída de órganos. En estos casos, es recomendable que consultes con tu ginecólogo cuándo puedes comenzar tu entrenamiento de fortalecimiento de suelo pélvico con total seguridad.

 

¿QUIÉN PUEDE REALIZAR LOS EJERCICIOS DE KEGEL?

Los ejercicios de Kegel pueden realizarlos hombres y mujeres de cualquier edad y condición física que quieran mejorar su suelo pélvico, nunca es tarde para comenzar a realizarlos y obtener sus beneficios. No es necesario tener alguna patología o molestia para llevarlos a cabo ya que uno de sus objetivos principales es la prevención.14010019 m margen

En el caso de los hombres, los ejercicios de Kegel son también fundamentales para mejorar la fuerza y resistencia de los músculos perineales y prevenir o tratar patalogías como incontinencia urinaria, trastornos en la defecación, prolapsos rectales, problemas derivados de cirugías de próstata o disfunciones sexuales.

 

¿CÓMO SE DESARROLLAN LOS EJERCICIOS DE KEGEL EN NUESTROS PROGRAMAS PERSONALIZADOS?

En Clínica Bruder diseñamos un programa de ejercicios de Kegel personalizado e individualizado ajustado a cada paciente para conseguir una progresión adecuada. Nuestros fisioterapeutas aseguran con su experiencia y profesionalidad la correcta ejecución de la técnica y se adaptan al ritmo de aprendizaje de cada paciente.