FORTALECIMIENTO ABDOMINAL

La mayoría de las actividades cotidianas que realizamos, como mantenernos de pie o mover los brazos, toser, estornudar o incluso respirar, implican la actividad conjunta de los músculos abdominales profundos y del suelo pélvico. Por ello, para desarrollar muchas de nuestras actividades necesitamos la estabilidad de la columna y de la pelvis y el cierre de los esfínteres. Por eso los programas de fortalecimiento de esta musculatura son tan importantes.

 

¿QUÉ ES EL CORE Y CUÁL ES SU IMPORTANCIA?

El core es el núcleo o área que engloba toda la región abdominal y la parte baja de la espalda. Lo componen el DIFRAGMA, el TRANSVERSO del ABDOMEN, los OBLICUOS, el RECTO ABDOMINAL, el MULTÍFIDUS (pequeños músculos junto a las vértebras) y el SUELO PÉLVICO. Es el centro de gravedad del cuerpo donde se inician todos nuestros movimientos, enlaza el tren inferior y el superior y resulta clave para el equilibrio, la estabilidad y la coordinación. Un core estable nos permite mantener la postura correcta, disminuyendo el riesgo de lesiones al proporcionar mayor fuerza a nuestras extremidades. No obstante, el core también puede verse debilitado, desorganizado y puede perder su coordinación.

CORE NUEVO

Cuando hablamos del tratamiento del suelo pélvico no se suelen mencionar otros elementos de nuestro cuerpo que están estrechamente ligados a él y que juegan un papel muy importante en su correcto funcionamiento y en su completo fortalecimiento. Estos elementos trabajan en equipo junto a los tejidos y  músculos del suelo pélvico y entre todos forman una especie de corset o cilindro que nos rodea y sostiene. Este core está programado por nuestro cerebro para trabajar el fondo de manera automática aportándonos soporte y estabilidad sin que seamos conscientes de este trabajo, por eso, es importante que se fortalezca no solo el suelo pélvico de manera aislada, sino también de forma global teniendo en cuenta los músculos del core y otros que estabilizan la pelvis como pueden ser glúteos y cuádriceps.

 

¿POR QUÉ SE PRODUCE LA DIASTASIS RECTI?

La diastasis recti es la separación de los músculos del abdomen como consecuencia de una distensión abdominal y un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los matiene unidos entre sí. Los rectos del abdomen son dos hileras de músculos unidos entre sí por un tejido fibroso rico en colágeno (línea alba) cuya principal función es la de mantener el cuerpo erguido, permitir la flexión del tronco y la inclinación hacia los laterales.

Las causas más habituales de la diástasis de los rectos son el exceso de ejercicio abdominal, el sobrepeso y sobre todo los embarazos (embarazos repetitivos y los múltiples pueden aumentar la predisposición a sufrirlo). En las mujeres embarazadas aumenta la tensión en la pared abdominal y se producen una serie de cambios hormonales que alteran la composición del colágeno (necesario a la hora del parto) debilitándolo.

EDIASTASIS RECTIl signo más evidente de la diástasis es una tripita que puede colgar y que no disminuye pasados unos meses. Pero hay otras consecuencias que pueden ser perjudiciales y molestas como el aumento del volumen del abdomen, hernias umbilicales, problemas digestivos, incontinencia urinariadolores lumbares. Existen diversos programas de ejercicio para recuperar el abdomen después del parto que se centran en reforzar la zona abdominal y lumbar así como aumentar la fuerza del suelo pélvico. Los ejercicios deben ir dirigidos a fortalecer el transverso abdominal, la capa más profunda de la pared abdominal, cuya función es unir los músculos del recto. Un método muy eficaz para tratar la diástasis sin dañar el suelo pélvico es la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (ver más) .

 

En Clínica Bruder te ofrecemos una atención especializada, una valoración y un consejo fisioterapeútico experto para indicarte cómo recuperar tu tono abdominal según tus características personales y con la técnica adecuada.